Ramón Torras: Un piloto de leyenda

Antes de Márquez, Lorenzo, Crivillé, Pons o incluso el mismísimo Ángel Nieto fueran campeones del mundo, a principios de los años 60, una joven promesa del motociclismo estaba llamada a ser el campeón del mundo. Ramón Torras

Antes de Márquez, Lorenzo, Crivillé, Pons o incluso el mismísimo Ángel Nieto fueran campeones del mundo, a principios de los años 60, una joven promesa del motociclismo estaba llamada a ser el campeón del mundo.
Hablamos de Ramón Torras, nacido en Barcelona pero residente en Sabadell, siempre le atrajo el mundo de la mecánica y las dos ruedas. De joven entró a trabajar en un taller de motos que pertenecía a Juan Sobrepera “Tiger”, representante de Bultaco y campeón de España de resistencia, que ejerció de maestro y facilitó su camino en el mundo del motociclismo

En 1960 comenzó a correr con la marca Ducson (50cc y 75cc) ganando 7 veces consecutivas frente a motos de cilindradas superiores como la Derbi o Bultaco. Llega 1961 y su mentor, Juan Sobrepera, lo lleva a Bélgica donde se corría una prueba de resistencia de la FIM y montado en su Bultaco Tralla 101 de 125cc queda primero en su categoría. Esto hizo que Paco Bultó, fundador de Montesa y Bultaco, lo fichara para su equipo de competición y así en 1962 ganó con su Bultaco TSS el campeonato nacional en la modalidad Sport y Competición, y su primera victoria internacional.
En marzo de 1963 se presenta en la carrera de Módena (Italia) y gana a la Honda del campeón Jim Redman pero durante una carrera en Pau (Francia) sufre un terrible accidente y estuvo en coma durante 20 días. Esta lesión le tuvo apartado durante el resto del año de los circuitos nacionales e internacionales, pero lo motivo todavía más para afrontar el siguiente año. Pero a partir de su primera participación en carreras internacionales, Ramón sólo piensa en una cosa ser campeón del mundo.
Para Ramón Torras, 1964 fue el mejor año de su carrera ya que gano los cuatro campeonatos velocidad de España. Con su ansias de victoria y su pericia plantó cara a pilotos de la talla de Bruno Spaggiari
Para Torras, 1964 fue el mejor año de su carrera ya que gano los cuatro campeonatos velocidad de España. Con su ansias de victoria y su pericia plantó cara a pilotos de la talla de Bruno Spaggiari (Ducati), Hugh Anderson (Suzuki) o Phil Read (Yamaha) que por lo general sus monturas superaban a su Bultaco. A partir de su primera participación en carreras internacionales, Ramón sólo piensa en una cosa ser campeón del mundo.
Y llego el fatídico año 1965 y Ramón Torras correría en GP de España en la categoría 50cc con una Kreidler, aunque sigue corriendo con Bultaco en las categorías de 125cc y 250cc. El año comenzó bien quedando 2º en 5 pruebas internacionales e incluso estaba previsto su debut en el Tourist Trophy. Pero el 30 de Mayo de 1965, dos semanas antes del TT, se celebraba en Coma-ruga (Tarragona) una carrera secundaria que le serviría para probar las motos con las que iba a correr. A mitad de carrera y con Ramón en 1º posición, el joven piloto sufriría un aparatoso accidente que le costó la vida.
Ramón Torras fue un joven piloto valiente, una promesa que iba directo a conquistar el título de campeón del mundo. Su memoria y sus hazañas siempre se deberían recordar, como las de todos los pilotos, ya que ellos araron el terreno para los campeones que posteriormente llegaron.

Su memoria y sus hazañas siempre se deberían recordar, como las de todos los pilotos, ya que ellos araron el terreno para los campeones que posteriormente llegaron. Ramón Torras.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *